lunes, 29 de agosto de 2016

Soles nocturnos

Felicidad, temblando a la luz de los soles nocturnos.
Felicidad alcanzada.

Instante sin costuras.
Pliegos de vida cortados con burbujas doradas.
Alturas bajas y vuelos terrenales.
Tierra, comida y champán.
Madera adornada con sabores.
Luz de miel.
Tristezas envueltas en humo de tabaco.
Decadente dolce vita, aderezada con una gota de inconsciencia.

Felicidad, temblando a la luz de los soles nocturnos.
Felicidad alcanzada.

domingo, 3 de abril de 2016

Esencia

¿Qué puedo yo contar, querida mía?
Te mando estas letras del exilio.

Adolescente sueño ya forjado,
con miles de detalles dibujado,
fingiendo dulce calma de párpados pesados,
por liberar un canto encerrado.

La fantasía viva, el escapar, soy yo.
Tu me has parido, mientras esposada,
vivir en libertad has decidido.

No hay regalo que no me hayas dado.
Creíste en mi, de reina a plebeya,
con dones de diosa me has colmado,
mientras posabas en mis manos las estrellas.

Nunca dudaste y en tu fiel empeño,
pintaste el futuro paso a paso,
sabiendo sin saber, pero sintiendo
el haz de luz, en la materia escaso.

Sin límites me viste, fulgor,
atravesando vientos, desiertos y mazmorras.
Por ti fui aprendiendo a no temer
el día y el instante de mi postrera hora.

Te arrastré conmigo, me arrastraste.
Nunca te olvidé ni te perdí.
Soy lo que en tu fe soñaste.
Tú eres lo que quise y lo fui.

Tus ojos todavía brillarán en mi,
hasta que la materia sus cenizas prenda.
Un ser orgulloso del que ayer nací,
abraza al que soy y al que luego venga.

Nunca un juramento me pediste.
Juraste tú por todos a cumplir.
La vida te jugaste a una carta,
confiando en que sabíamos vivir.

Hermana, compañera, compartiendo Ser;
no hay mayor amor que el que me brindaste.
Creer en mi y comprender que seguiré
cumpliendo con lo que tú soñaste.

martes, 23 de febrero de 2016

Ensayo: Dibujo 3

En versos limpios escondo mis heridas.
De nada soy, ni viento, ni orilla han ido acariciando mi lamento.
Pero a la postre, lluvia desmedida.
Cincel, que ilumina en toscas, frías piedras, eterno desaliento.

Un hombre fui, cercano, atrevido.
Moví el cielo sin pisar la tierra.
Después permanecí erguido.
Impávida estatua de un truhán cualquiera.

Medidas no le puse a mi obra.
Cerré mis sueños en los campanarios.
Abrí los brazos, imité las olas
Y los vendí de joven a los mercenarios.

No me arrepiento, corazón eterno, de haber jugado al juego milenario.
Gané la  gesta, sólo por lucharla.
Rompí los moldes en el digno intento
Y caminé mil leguas hacia el mar abierto.



viernes, 12 de febrero de 2016

Ensayo: Dibujo 2

Juegos sucios,
Juegos, juegos, juegos.
Venganzas, amor y desdicha.
Juegos sucios.
Mentiras, poder y caricias.

Ojos brillantes,
regalando poder desmerecido.
Caminantes de vida y pena,
juntos, pesarosos, inconscientes.

Caras almidonadas por el sol.
Corbatas quemadas entre camisetas.
Deportivas pisando fuerte.
Engaño, imagen, espejos.

Falso poder ensillando,
mentiras retadoras entre sueños violetas.
Sin rumbo, sin visión,
Cabalga la falsa moneda entre caminos dorados.

El sabio calla,
Lame sus heridas, observando, aprobando.
El baile de las estrellas lejanas y verdaderas ya empezó.
Romperá en pedazos los jarrones fornidos de carne desalmada.

Juegos sucios,
Juegos, juegos, juegos.
Venganzas, amor y desdicha.
Juegos sucios.
Mentiras, poder y caricias.

sábado, 23 de enero de 2016

Ensayo: Dibujo 1

Llaves, esperanzas, deslizándose resignadas.
Llueve triste, tarde, tosco,turbio,terco. 

Puerta arqueada, pasillo enfermo, 
blancas baldosas, olor a infierno. 
Raro manojo de llaves sin senda.

Escojo con tino la más viejecita.
La bruja contó que era bendita.

La brisa nos lleva de puerta en puerta.
Pasillos iguales envueltos en niebla. 
Ojos que cuentan, mente que abre.
Ninguna le vale a la vieja llave.

La brisa se calma, la mente se para.
La puerta buscada es una mampara.
Cristal y espejo, de aire está hecha.
Parece pequeña, parece estrecha.

La llave no sirve, no hay cerradura.
Apoyo mis manos sobre las molduras
y sin darse cuenta, el Ser se encuentra 
en una llanura, detrás de la puerta.