jueves, 6 de agosto de 2015

Impresionismo cuántico

Gotas transparentes,
llenando vasos de cristal,
tomando la forma de cada recipiente.

No es el agua.
Son las gotas de agua.

No es el rio.
Son las gotas creando el nombre del río, 
eligiendo su senda hacia el mar.

No es el mar.
Son átomos de agua y sal, 
creando inmensidad. 

No es lo que siempre parecía ser. 
Es lo que siempre fue.
Se revela el orden perfecto creando oculta belleza. 


viernes, 10 de abril de 2015

¡Vive!

¡Otra vez, vamos!
Levanta este peso desde tus entrañas.
Alza la mirada.
¡Coraje! ¡Vive!
Vomita tus miedos sobre alfombras blancas.
Huye de las puertas cerradas y abre ventanas en los muros.
¡Coraje! ¡Vive!
Arquea tu espalda como un gato rabioso.
Araña los cristales y mastica cada segundo con ansia.
Enciende los azules de las noches y tórnalos dorados.
Cuando hayas acabado tus cometidos,
vuelve a deshacer lo hecho y viste el manto de Penélope.
¡Coraje! ¡Vive!
Pinta de azul las hojas de todos los árboles del mundo.
Engaña a este instante, dándole sentido.
Regaña a los hijos del miedo.
Párate en cada esquina para contemplar el aire que respiras
y vive con coraje en las tierras que esperan tus pisadas.


domingo, 29 de marzo de 2015

Der Weg

So weit, so nah.
Ein ständiges Streiken am Leben.
Leuchtend, blickt die Vergangenheit auf mich zurück.

Unbeantwortete Fragen,
berühren wie Stacheln das Herz der Ewigkeit.
Man winkt ahnungslos der Zukunft zu.

Wer und woher,
schreiben die Geschichte meines eigenen Wohin.
Kraftlos räumt unser Verständnis den Körper auf.

Der Weg erblasst unter dem Blick des Wanderers.
Das Bild wagt sich doch wieder aus dem Bleistift heraus.

Man weiss, dass man der Ankunft näher ist.
Die Seele weilt, Schritt für Schritt
und entscheidet sich für die schwere, jedoch längere, Reise.

domingo, 22 de marzo de 2015

Tragicomedia

Leyes escritas debajo de la piel,
en el sol, en la tierra, en el agua, en el aire.

Preguntas que hallan la respuesta,
pensada desde el principio de los tiempos.

Dudas, pequeñas tragedias creadas
a diario por la imperfección humana.

Luchas que tienen su paz firmada
antes de empezar.

Perfección, que rodea los mortales cuerpos,
hija del espíritu esencial de la existencia.

¡Alma, abre tus puertas para entender!


lunes, 26 de enero de 2015

Mentiras y paz

Átame un rato con mentiras.
Cúbreme de nubes que nunca existieron.
Háblame de prados que nunca pisaré.
Déjame la paz que nunca gozaré.

Llévame a tierras que están hechas de aire.
Cuéntame la historia de los fuegos mojados
y déjame sentir como al respirar,
las gotas inundan mis pulmones de nieve.

Permite el levitar de mi cuerpo cansado.
Alienta mis ganas de huir y
ayúdame a esconderme cómo lo hacen los átomos en la materia.

Limpia mi conciencia con un paño de seda
y déjame creer que es verdad.

Admite que los sueños no lo son.

Átame un rato con mentiras.
Cúbreme de nubes que nunca existieron.
Háblame de prados que nunca pisaré.
Déjame la paz que nunca gozaré.





Diccionario sagrado - Escribir

Dejar el alma cruzar el camino entre el yo y el infinito universo de los otros. Hay muchas maravillas en el mundo, y una de ellas es conseguir materializar un pensamiento, un sentimiento un sueño. Imágenes que se forman como embriones en el interior de nuestra mente, nacen del vientre de la fantasía y toman vida entre letras, pequeños signos, codificados en cientos de formas, cuyo eco es solamente percibido por aquellos que están familiarizados con el secreto del idioma, por los iniciados.

martes, 6 de enero de 2015

La duda

La duda lame mis heridas,
oscuras como la arena en el fondo del mar.
Yacen las descarnadas huellas de mis derrotas,
extendidas sobre la playa en invierno.

Sigo el camino labrado para mi,
dejando mis huellas atrás.
El vacío llena el espacio
y se extiende a mis espaldas.

Rompe el silencio en este preciso instante,
haciendo que retumbe mi pisada.
El cielo azul aguarda un helado segundo de eternidad,
inmóvil, callada estátua del presente.

Las cenizas se estremecen y revolotean vida.
Crecen en una espiral alada hacia un cuerpo de barro.
El alma encuentra sus aposentos y extiende capas de cansado aliento
sobre sábanas de nuevos aires.

El latido vuelve a irrumpir desde dentro.
Los pasos se persiguen con perfecta cadencia,
buscando sonidos que llenen el horizonte,
mientras, los brazos se extienden para alcanzar el alba.

La vida renace del vientre de la duda.