domingo, 17 de noviembre de 2013

Divina tragedia

Si arde, qué arda.
Si quema, qué queme.
La vida se abre paso entre llamas.
El infierno no es tan grande como la muerte.
El infierno no es tan grande como la vida.

Si vuela, qué vuele.
Si rie, qué ría.
Las palabras no rompen la esencia serena.
El purgatorio es un paso hacia la conciencia.
El purgatorio concilia la vida con la muerte.

Si tristea, qué tristée.
Si sonríe, qué sonría.
Las lágrimas limpian los desiertos.
El paraíso es la vida y la muerte.
El paraíso habita aquí: tu, yo, el, ella, nosotros.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Rompe, ladra, muerde

Rompe a llorar el silencio.
Ladra un niño. 
Muerde el cielo.

Despegados del ser,
deambulan los hombres
ataviados con harapos.
Silenciosa es la marcha 
hacia la muerte. 

Rompe a cantar la aurora.
Ladra un reino.
Muerde el ruido. 

Ordenados en filas
marchan los pobres
ataviados con falsas esperanzas.
Engañoso es el camino
hacia la muerte. 



martes, 22 de octubre de 2013

Tristezas ajenas


Hay veces
que me canso yo también...

que la vida se dibuja
con un halo de desanimo
entre letra y letra

que las tristezas ajenas,
llenan el pozo de la sabiduría

que el viento corre suave
sobre tantos despropósitos mundanos

que el silencio se toca con agudos.

Hay horas que vuelven a sus amos
pidiendo perdón
espacios no pisados todavía
que gritan su ausencia.

Hay veces 
que me canso yo también
y muero lentamente 
entre palabras...





domingo, 20 de octubre de 2013

Luz


Pregunta

Me pregunto porqué estamos tan ciegos como para aceptar que hay alguien "más poderoso" que nosotros mismos. El poder como tal no existe. Es un ente que estamos creando entre todos al aceptarlo y propagar la idea de que hay "poderosos". 
Todos, absolutamente todos hemos nacido del vientre de una madre que ha tenido que soportar los dolores del parto como cualquier otra. Todos, absolutamente todos necesitamos alimentarnos para sobrevivir. Todos tenemos un cuerpo, una energía vital, emociones y un cerebro para pensar. A todos nos duele si nos rompemos un dedo o nos cortamos con un cuchillo afilado. Nos cansamos, nos enamoramos, nos peleamos, lloramos y reímos.
 ¿Dónde está la diferencia? ¿De dónde ha salido la idea de "poder"? 
Esta idea implica darle a otro humano, la potestad sobre nuestra vida, sobre nuestro ser. Esta idea implica además,  que el otro piense que tiene derecho a ejercer este poder sobre otro ser que en el fondo es igual a el, igual de poderoso o igual de vulnerable.
No tengo la respuesta, pero lanzo la pregunta y os invito a reflexionar....

sábado, 5 de octubre de 2013

Vuelta a casa





Llevo mucho tiempo sin escribir. Han pasado muchas cosas, demasiadas. La vida real ha ido tendiendo su manto de incertidumbre sobre las horas del pasado mes. El tiempo sagrado se ha parado para dejar que campe a sus anchas lo profano, lo lineal, lo efímero, lo material. Sin embargo, una vez que la conciencia ha hallado su verdadera morada, es imposible que no busque el hogar sagrado después de la tormentosa lucha con los elementos. La esencia desea volver a casa. El descanso del guerrero encuentra su tiempo y espacio y la sed de armonía se calma allí dónde se encuentra la verdad del ser, en silencio, en paz, en la unión de lo material con el espíritu. Las aguas vuelven a su cauce y el mundo se coloca según su intrínseca escala de valores. Sentado entre el cielo y la tierra, el hombre reconoce su ser como unión de los opuestos, como materia que sirve para encarnar el espíritu. Nada más y nada menos. Vuelvo a ser y vuelvo al ser, a pesar del juego sucio de la materia, quién, con su insolente prepotencia, intenta destronar al espíritu desde el principio de los tiempos. 

martes, 27 de agosto de 2013

Religare

Horrendo miedo,
fango legendario,
utilizado
desde el padre
al marqués.

De joven
en la burda cloaca
bañe y embadurné
cabeza,
vientre,
pies.

Luego llegó
el tiempo amenaza,
oscuro pozo
desesperación,
deseos encontrados,
sueños rotos,
arrastre,
lodo,
sinrazón.

Hambre social
y lucha sin salida,
justicia,
injustos
y ladrones.

Remordimientos,
asco y rutina
sentirse
despreciado
entre millones.

Con mil cuidados
deshice el engaño.

Limpié el fango.
Descubrí la vida.

Gota divina
en fe me re-conozco,

unión en cuatro elementos esparcida.

Revolución cuántica del lenguaje

Necesitamos una nueva conciencia del lenguaje, una revolución en el uso del mismo. Las reglas ortográficas y gramaticales, la sintaxis y la morfología están incorporadas a nuestro ser como una estructura estable sobre la que ya es el momento de construir un edificio semántico consciente.
Dejemos de un lado las frases hechas, los lugares comunes, las etiquetas y lo políticamente correcto y hagamos un esfuerzo para tomar conciencia de los mensajes que deseamos transmitir y compartir. Después de tantos siglos en los que hemos buscado la respuesta al ¿cómo digo eso?, es el momento de dar un salto cualitativo y empezar a concentrarnos en ¿qué quiero decir?.
A primera vista, parece un simple cambio de matiz, pero en este aparentemente pequeño detalle, hallamos una revolución que pasa del uso de la mente concreta a un grado de conciencia en el que ya no conectamos con las reglas impuestas sino con nuestra esencia, con nuestro ser.
Las reglas serán a partir de este momento tan sólo un medio para el fin y no el fin en sí. Del ¿lo estoy diciendo correctamente? saltamos un escalón para llegar al ¿qué quiero decir? . A partir de este momento, la estructura aprendida se pondrá a nuestro servicio y descubriremos que, cómo por arte de magia, si sé lo que quiero decir, lo diré correctamente, ya que la esencia del mensaje no me permitirá utilizar estructuras inadecuadas.
¿Para qué sirve todo este "rollo lingüístico"?
Sirve, en primer lugar, para sanarnos, para sanar la relación con nosotros mismo y con los demás. Si hacemos el esfuerzo de utilizar las palabras más cercanas al mensaje que, conscientemente, hemos decidido transmitir, desterraremos poco a poco de nuestras vidas las frustraciones, los malentendidos, la rabia, la sensación de incomprensión, la falsedad, es decir, todos aquellos daños que de manera inconsciente nos causamos a nosotros mismos y a los demás.
Por otra parte, es una herramienta sumamente útil para el aprendizaje de otros idiomas. A través de la experiencia, he ido descubriendo que la mayoría de las personas se bloquean al intentar construir mensajes artificiales a partir de reglas gramaticales, olvidando por completo el sentido del mensaje que desean transmitir. La energía puesta en el intento de decir algo en otro idioma se queda estancada en un acusativo o en una forma del pasado y el emisor pierde la esencia de su rol, ya que intenta transmitir fórmulas gramaticales en lugar de mensajes. Este es un tema muy amplio y lo trataré con más detalle en otro momento.
Volviendo a la idea expuesta al principio, creo firmemente en la necesidad de una revolución lingüística hacia un uso consciente de la palabra, descubrir con que parte energética de nuestro ser la cargamos al soltarla al mundo, descubrir su fuerza, su poder, su verdadero sentido. Puede que suene atrevido, pero me gustaría llamarla: REVOLUCIÓN CUANTICA DEL LENGUAJE.

sábado, 1 de junio de 2013

Azul


Te quiero azul
azul, ¿azul?, ¡azul!
alegría
zozobra
úlcera y
lastre
te quiero A-Z-U-L
¿lo entiendes?
azul.


lunes, 13 de mayo de 2013

El grito


Rodin, Los burgueses de Calais (detalle)
Gotas de cristal traspasan mi pecho.
El grito es mudo como el dolor.

Gotas de vacío invaden mi espacio.
El grito es mudo como el dolor.

El silencio desgarra mis entrañas.
El grito es mudo como el dolor.

La sonrisa enmudece mis labios.
El grito es mudo como el dolor.

El dolor ensordece tus oídos.
El grito es mudo como el dolor.

Tus ojos se cegaron hace tiempo.
El mundo es mudo como el dolor. 

Elena Salajan 2005

lunes, 6 de mayo de 2013

Youth tragedies

remembering that day

the little spoon on the table
the cup of coffee
those youth tragedies
those friendly hands

faces and music and nights
a bottle of  beer lying on the floor
the rough light in the morning
that thought and that headache

those guys sitting in the bar
the order at table number five
the tomato soup in a bowl
the scent of a new start

heavy feet and silent evenings
books, Spanish poems and wine
the train at the station
the river, the last evening

that rotten morning light
climbing on the naked walls
a door opened, a door closed
that cup of tears I ordered on the plane

remembering that day, that life

sábado, 4 de mayo de 2013

Alma verdulera

Me vendo, te vendes, se vende
¡Vengan señores, al mercado lleno!
Me vendo, te vendes, se vende
¡Compren señores, almas y centeno!

Me vendo, te vendes, se vende
Agarren mi mano de eterno esclavo.
Me vendo, te vendes, se vende
Prometo que hoy el fango lo lavo.

Me vendo, te vendes, se vende
Yo sé vivir sin comer un año.
Me vendo, te vendes, se vende
Puedo morirme sin hacerme daño.

Me vendo, te vendes, se vende
Un lustro pasé sin gastar un duro.
Me vendo, te vendes, se vende
Cultivo jardines sobre cada muro.

Me vendo, te vendes, se vende
Estando en silencio, sé gritar en alto
Me vendo, te vendes, se vende
Llevo en mis entrañas kilómetros de asfalto.

Me vendo, te vendes, se vende
Sé alimentarme de agua y veneno.
Me vendo, te vendes, se vende
Sé parar de golpe sin pisar el freno.

Me vendo, te vendes, se vende
Sé arder en llamas sin que haya fuego.
Me vendo, te vendes, se vende
Cómprenme ahora, compren, se lo ruego.

Me vendo, te vendes, se vende
Compren sin dinero. Yo se lo regalo.
Me vendo, te vendes, se vende
Sé que aún así, le resulto caro.

Me vendo, te vendes, se vende
Ruego, me disculpes por ponerme precio,
Me vendo, te vendes, se vende
Alma desdichada de esclavo necio.

Elena Salajan 2013

domingo, 28 de abril de 2013

La belleza

Paso a paso, por las calles goteadas, se llena mi cuerpo de belleza. Por encima de los adoquines fluye un manto de belleza imperceptible para el tumulto de la vida diaria, cotidiana, rutinaria, perdida. Ando como un ente invisible entre la gente de carne y hueso y me empapa la belleza de los tejados mojados y brillantes, de los árboles en flor que asoman tímidos, casi imperceptibles en las esquinas e irrumpen en el mundo con encarnadas raíces, trayendo bello e inigualable olor a tierra a nuestras urbanas orbes. Belleza, en los fugaces cantos de mirlos y alondras en los días de domingo. Belleza en los frontones de las iglesias y catedrales, en las piedras puestas allí, en aquellos muros, por las manos de otros hombres, en otros tiempos. Belleza, al pensar que aquellos hombres y muchos otros después, vieron las mismas piedras que hoy acaricio con la mano y la mirada. Belleza al ver y belleza al imaginar. Belleza. 



domingo, 21 de abril de 2013

Cronos y yo


René Magritte - La reproduction interdite (1937)
Estoy robando mi tiempo.
He entrado en la casa de Cronos por la ventana.
Sigilosamente, me resbalo entre citas innecesarias,
conversaciones huecas y situaciones recurrentes,
entre espejos y espejismos.
Los muebles están cubiertos por gruesas capas
de polvo cotidiano.
Al caer, resuenan las hileras de tazas de café y
copas de vino vacías, huecas, olvidadas.
Cerca del suelo, el aire es denso, plomizo, insoportable.
Busco entre las sombras mi tiempo perdido,
mi tiempo presente,
mi tiempo futuro.
Nada.
Mi cuerpo se quiebra al levantarse.
Mis manos apoyan, desesperadas, el impulso.
Mi cabeza intenta ordenar las sombras.
Un viento hierático las reúne en un soplo.
Y allí, en la oscuridad, está Cronos, tendiéndome la mano.
La tomo. Me levanto.
Vuelvo a sentir el latir de mi tiempo.
¡Imposible robarlo!
¡Es mío.!


jueves, 11 de abril de 2013

Tiempo



Días rotos en pedazos, mil cristales recogidos
Restringido el recorrido de minutos ya dormidos
Los segundos gritan tristes lamentando su fortuna
Mueren, apenas nacidos, meciendo la eterna cuna

Mil hermanos se apoderan de la torre ilusoria
Y de mano en mano cuentan el errar de la historia
Viven construyendo algo, que al instante se destruye
Sísifos entrelazados, mientras que la vida fluye

Recogiendo los recuerdos de sus efímeras vidas
Vaga el tiempo descontando llantos, iras y caídas
En el viejo minutario, yace un lustro perdido
Implorándole al segundo un futuro ya vivido

Mil notarios avalan las mentiras del ayer
Sin sentido se deslizan mil pasados de papel
Entre el hoy y el mañana se estremece un nuevo día
Débil ser que se encamina hacia la agonía

Moribundo, el que hoy nació por la mañana
Arde con rayos salvajes derritiendo las ventanas
Lentamente se desangra ante la oscuridad
Aceptando los designios sin humana vanidad

Días rotos en pedazos, mil colores recogidos
Restringido el recorrido de minutos ya dormidos
Los segundos cantan himnos alabando su fortuna
Mueren, apenas nacidos, meciendo la eterna cuna

Elena Salajan 2013




miércoles, 10 de abril de 2013

Pequeña eternidad

Una noche horrible. Pies fríos, almohada dura y manta demasiado corta. La mañana se despierta al amanecer y se vuelve a mecer en un rato de sueño disimulado, robado al nuevo día que empieza a asomar por las rendijas.
Te despiertas.  Pones los pies en el suelo y te agarras a él. Dos ventosas caminando por el salón. Me tengo que agarrar al suelo. Tengo que empezar a vivir el día. Café. Sí, café y dulces. Sí, los dulces que compré ayer. El agua se está calentando.
Silencio.
El café y los dulces saltan a la bandeja, que acercas sigilosamente al sofá.
Silencio. Comes en silencio.
Las papilas gustativas están adormecidas. Comes con los ojos; comes sin saber que estás comiendo. No hay realidad en este rato. Estás sólo tú. Estás tú solo.
El tiempo pasa envuelto en nubes de algodón. Te gustaría quedarte así para siempre, sólo tú, tú solo con el café y los dulces, sin tiempo, sin días, sin noches, sin horarios, sin fechas, sin la consciencia de que algo pueda ser  pasajero.

lunes, 8 de abril de 2013

¿arte?

A principios del siglo XXI, los cambios sociales no entienden de igualdades, y el arte se ha puesto al servicio del sistema, no del hombre propiamente dicho. 

(César Oliva; La última escena)


domingo, 7 de abril de 2013

Aprender a respirar

Creo sinceramente que el gran descubrimiento del nuevo milenio es aprender a respirar.
Sí, lo hemos olvidado o desaprendido o quizás nunca lo supimos hacer bien.
Estamos equivocados si pensamos que la física cuántica, las redes sociales, los avances en el terreno de la genética o cualquier otro cachivache tecnológico, son los grandes logros de esta era. No, señores. Lo que de verdad nos ha traído el nuevo siglo y milenio es el método para aprender a respirar. Piénsenlo. Además de ser imprescindible para nuestra existencia, sirve para curar casi cualquier enfermedad física o mental.
Si estás a punto de tener un infarto, respira.
Si te mareas, respira.
Si te duele el estómago, respira.
Si tienes jaqueca, respira.
Si.....respira.
Y así, con un sinfín de respiraciones nos acabaremos curando de todos los males ya que los sistemas sanitarios empiezan a enfermar en la mayoría de los países. Es barato, sano y ecológico.
Por otra parte, la correcta respiración, que empieza en el segundo chackra e invade todo nuestro cuerpo para esfumarse por la nariz, es el antidepresivo más eficaz jamás visto. En lugar de Más Platón y menos Prozac, la versión adaptada al siglo XXI debería llamarse Más respiración y menos medicación con tranquilizantes y antidepresivos. Es barato, eficaz y nos ahorramos el euro por receta.
Como efectos añadidos, se ha descubierto que aquellos que gozan del conocimiento del método respiratorio perfecto, se vuelven inmunes a los males mundanos que los asechan.
Si te despiden, respira.
Si te deshaucian, respira.
Si te roban, respira.
Si te ignoran, respira.
Si te humillan, respira.
Si te toman por tonto, respira.
Si te suben los impuestos, respira.
Si.....respira.
Es un método barato, fácil y elimina la ira.
Por lo tanto, amigo, enemigo, paciente, iracundo,
desempleado, pobre, triste, feliz, nauseabundo:
respira, respira y respira para aguantar tu mundo.






sábado, 23 de marzo de 2013

Dice Creonte....

Digo que incluso los pesares, si se enderezan, se vuelven todos ventura.
(Sófocles; Edipo Rey)







jueves, 21 de marzo de 2013

Right here



Right here
at the wall
right here
in the dark

Right here
where questions
follow their answers
right here

where the shark
and the pigeon
find their way together

in insolent grief
I sat down
right here

where Night has thrown
her sparkling eye
on a lark's feather

right here
may it be right?
I crumble through the heaven
where Hope has lost her light.

Elena Salajan 2013